Se seca la cascada de Basaseachi

La Cascada de Basaseachi, uno de los saltos de agua más altos de México, se secó desde hace dos semanas, según informaron fuentes locales.

No cuenta con una gota de agua y la Barranca de Candameña luce desierta.

Los habitantes de Basaseachi señalaron que la falta de agua potable es grave; muchos tomaban agua de este afluente que tenía una altura de 246 metros de caída libre.

La cascada se ubica dentro del Parque Nacional de Basaseachi que tiene una extensión de más de 5 mil hectáreas. En él se encuentran los ríos Duraznos y Basaseachi, los cuales alimentaban a la Cascada de Basaseachi, siguiendo el recorrido del desagüe de la Barranca de Candameña a través del río Candameña.

La gente sufre por el desabasto de agua; la mayoría tiene que comprar garrafones de agua potable para beber, así como realizar sus necesidades más básicas. 

El parque nacional es famoso por sus bellezas naturales, entre los que destacan sus bosques y la barranca de mil 750 metros de profundidad a la cual se le conoce como la "barranca de las cascadas", ya que se encuentran las dos más altas de México, Piedra Volada con 453 metros de caída y Basaseachi con 246 metros, de la cual solo queda el recuerdo en quienes la conocieron, pues se ha secado completamente.

Desde hace dos meses el afluente bajó de manera considerable, pero hace dos semanas su majestuosidad se acabó, al igual que la brisa que se sentía al bajar hasta los miradores que existen al descender la barranca.

La cascada de Basaseachi era considerada la segunda más alta de México y la 45 del mundo. Su belleza era extraordinaria.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar